domingo

UN POEMA INÉDITO DE JORGE PALMA



Soñaste que hacían ataúdes
con los troncos mutilados
de los olivos.

Soñaste que los ahuecaban
con un hacha
una mano de hierro
un edicto
pegado en los muros del silencio.

Soñaste que volabas
por encima del miedo.

Soñaste que abrias
la puerta de tu casa
y anunciabas
colgándote la llave
al cuello: "madre, voy a contar
la historia del llanto".

2015

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+