domingo

NOCHE OSCURA (49) - SAN JUAN DE LA CRUZ


LIBRO SEGUNDO

DE LA NOCHE OSCURA, TRÁTASE DE LA MÁS ÍNTIMA PURGACIÓN, QUE ES LA SEGUNDA NOCHE (PASIVA) DEL ESPÍRITU.

CAPÍTULO 16 (1)

Pónese el primer verso y explícase cómo, yendo el alma a oscura, va segura.

1 / La oscuridad que aquí dice el alma, ya habemos dicho que es acerca de los apetitos y potencias sensitivas, interiores y espirituales, porque todas se oscurecen de su natural lumbre en esta Noche, porque, purgándose acerca de ella, puedan ser ilustrados acerca de lo sobrenatural; porque los apetitos sensitivos y espirituales están dormidos y amortiguados sin poder gustar de cosa divina ni humana; las afecciones del alma oprimidas y apretadas, sin poderse mover a ellas ni hallar arrimo en nada; la imaginación atada, sin poder hacer algún discurso de bien; la memoria acabada, el entendimiento entenebrecido, sin poder entender cosa, y de aquí también la voluntad seca y apretada, y todas las potencias vacías e inútiles; y, sobre todo esto, una espesa y pesada nube sobre el alma, que la tiene angustiada y ajenada de Dios. De esta manera, a oscuras, dice aquí el alma que iba segura.

2 / La causa de esto está bien declarada; porque, ordinariamente, el alma nunca yerra sino por sus apetitos, o sus gustos, o sus discursos, o sus inteligencias, o sus afecciones; porque de ordinario en estas excede o falta, o varía o desatina, o da y se inclina en lo que no le conviene. De donde, impedidas todas estas operaciones y movimientos, claro está que queda el alma segura de errar en ellos; porque, no sólo le libra de sí, sino también de los otros enemigos, que son mundo y demonio, los cuales, apagadas las afecciones y operaciones del alma, no la pueden hacer guerra por otra parte ni de otra manera.

3 / De aquí se sigue que, cuanto el alma va más a oscuras y vacía de sus operaciones naturales, va más segura. Porque, como dice el profeta, la perdición al alma solamente le viene de sí misma; esto es, de sus sentidos y apetitos interiores y sensitivos, y el bien, dice Dios, solamente de mí (Os. 13,9). Por tanto, impedida ella así de sus males, resta que le vengan luego los bienes de la unión de Dios en sus apetitos y potencias, en que las hará divinas y celestiales. De donde en el tiempo de esta tinieblas, si el alma mira en ello, muy bien echará de ver cuán poco se le divierte el apetito y las potencias a cosas inútiles y dañosas, y cuán segura está de vanagloria, soberbia y presunción vana, y falso gozo, y de otras muchas cosas. Luego bien se sigue que, por ir a oscuras, no sólo va perdida, sino aun muy ganada, pues aquí va ganando las virtudes.

4 / Pero a la duda que de aquí nace luego, conviene a saber, que pues las cosas de Dios de suyo hacen bien al alma y la ganan y aseguran, ¿por qué en esta Noche le oscurece Dios los apetitos y potencias también acerca de estas cosas buenas, de manera que tampoco puede gustar de ellas ni tratarlas como las demás, y aun en alguna manera menos?; respóndese que entonces conviene que tampoco le quede operación ni gusto acerca de las cosas espirituales, porque tiene las potencias y apetitos impuros y bajos y muy naturales, y así, aunque les den el sabor y trato a estas potencias de las cosas sobrenaturales y divinas, no le podrían recibir sino muy baja y naturalmente, muy a su modo; porque, como dice el Filósofo, cualquier cosa que se recibe está en el recipiente del modo que lo recibe. De donde, porque estas naturales potencias no tienen pureza, ni fuerza, ni caudal para poder recibir y gustar las cosas sobrenaturales, al modo de ellas, que es divino, sino sólo al suyo, que es humano y bajo, como habemos dicho, conviene que sean oscurecidas también acerca de esto divino, porque, destetadas y purgadas y aniquiladas en aquello primero, pierdan aquel bajo y humano modo de recibir y obrar, y así vengan a quedar dispuestas y templadas todas estas potencias y apetitos del alma para poder recibir, sentir y gustar lo divino y sobrenatural alta y subidamente. Lo cual no puede ser si primero no muere el hombre viejo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+