domingo

JUAN CARLOS CASTRILLÓN DESDE MÉXICO


ELEGÍA A LEONARD COHEN

Maldita muerte:
Me tienes harto.
Te he negado en mis poemas
y aún me haces llorar a carcajadas;
 a mí,
cuyos ojos son soles
                               babilónicos.

He escupido tu rostro de mármol coloidal
para ejercitar mi espíritu.

¿Por qué te alquilas tan a bajo precio
a los poderosos?

¿Acaso no crees que ha llegado el momento de darles la espalda
y cambiar de bando?

Muerte, ninfómana incorregible:
Aunque tú no existieras
hubiera hecho lo mismo.

Ya no te busco.


Tu constante coqueteo libidinoso
me deja indiferente.

Tu aliento reptílico
                              no logra ya
                                               fagocitar mi hipotálamo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+