domingo

CARTA ABIERTA A EMILIA HERRERA GIOVANETTI



LOS COLORES SECRETOS DEL CORAZÓN


Hugo Giovanetti Viola


Querida Emilia: hoy se inauguró tu primera exposición de pintura y tengo necesidad de escribirte esta paginita.

Es una carta para vos, pero me pareció lindo que también pudieran leerla otras personas a las que les gustaron mucho las fotos de algunos de tus cuadros que acabo de compartir por Facebook.

Un amigo que pinta muy bien me dijo, por ejemplo, que le habían alegrado el día.

Y eso es precioso, Emi: poder ayudar a vivir a la gente con nuestro arte.

No es común que los niños expongan siendo tan chicos como vos -que recién tenés ocho años- pero a mí me pareció una muy buena idea porque sé lo importante que es la expresión plástica en tu vida.

Y te aseguro que lo que pintás en el taller de tu padre nos hace resplandecer con las formas y los colores de tu arcoíris secreto, como si nos estuvieras regalando el tesoro divino que hay en tu corazón.

En el mundo habría mucho más amor si todas las personas se tomaran el trabajo, todos los días, de tratar de encontrar y repartir ese tesoro escondido,                                                                                                                                                  
Pero hay gente que no tiene la fe que se necesita para dedicarse a acariciar el alma de los demás.

Y Jesús pensaba que los milagros más importantes se producen cuando aprendemos a iluminarnos unos a otros con verdadero amor.

Hace poco, al salir del colegio, me contaste que en la clase de catequesis habían leído la parte del Evangelio donde Jesús caminó por arriba del agua y que cuando después Pedro quiso seguirlo casi se ahoga y tuvieron que salvarlo.

-Pedro no tuvo fe -me comentaste.

Y yo me di cuenta que acababas de comprender que el principal problema de la vida es ese: tenerle fe a nuestro corazón, aunque a veces las cosas que nos proponemos hacer nos parezcan imposibles.

Podríamos poner como ejemplo esa parte de la serie Soy luna que te gusta tanto, cuando uno de los personajes principales se decide a cantarle a la muchacha de la que está enamorado: 

Eres / un confidente de todas mis emociones la causa la razón de mis canciones los sueños la verdad y mucho más / y mucho más. / Eres /  un mar donde navegan emociones / el cielo en el que flotan corazones / mi cómplice, mi guía y mucho más / y mucho más / Eso eres. 

Y ella queda encantada en el medio del puente.

¿Te imaginás cómo podrían mejorar las relaciones entre los seres humanos si todos nos animáramos a mostrarle a la gente cómo resplandecen los jardines más estrellados de nuestros sueños?

¿No te parece que esta exposición que inauguraste hoy fue una forma de mostrarnos a todos cómo son los colores del alma del hada que vive en tu palacio secreto?

Te felicito, Emi: tu Tata está orgulloso de su nieta pintora.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+