domingo

HAUGUSSTO BRAZLLEIM / FEDERICO COORE / FELIPE LEITES


CANCIONES TORMENTANAS

El viernes 29 de abril se presentó por primera vez el trío de solistas formado por Haugussto Brazlleim, Federico Coore y Felipe Leites en el resto-pub De zurda, ofreciendo el espectáculo Canciones Tormentanas, que agrupa algunas composiciones de lo que fuera la banda Zellig y otras de reciente autoría.

Los tres cantautores forman parte del Movimiento Cultural Eduardo Darnauchans, responsable de la edición del fanzine Tertulia Lunática, que acaba de presentar su número 17 en su cuarto año de existencia, lo que constituye una insólita duración en esta culturita que siempre se ha caracterizado por generar una proliferante producción juvenil con objetivos más bien vacuos y exististas.

¿Cómo definirían la propuesta de Canciones Tormentanas? ¿Estamos frente a una expresión de resistencia cultural esencializada por la hipnosis estética o también hay injerencia de un sociologismo ideológico que combate la actual hegemonía del entertaining pos-posmo?

Federico: Yo creo que lo que importa fundamentalmente en este espectáculo es encarar la canción como discurso estético, más allá de que se refleje cierta postura ideológica referida a los problemas del momento histórico.

Haugussto: Esto de las Canciones Tormentanas proviene, como su nombre lo dice, del arquetipo de la tormenta personal que afronta cada uno, a nivel existencial y creativo. Porque a vos la tormenta te desarma y después uno ordena los huesos que le quedaron para resucitar.

Felipe: Es que cada canción te sale de las entrañas pero es construida a través de un filtro estético.

Pero de todas maneras estamos de acuerdo en que la verdadera hipnosis artística genera una trinchera de resistencia cultural, aunque esto no refiera específicamente a la confrontación política. ¿De que clase de militancia estaríamos hablando en este caso?

Haugussto: Eso me hace acordar a un fragmento del Manifiesto de la Torre de la Tormenta que escribió Amadeo Volpi, que se refiere a esa voz lejana que llega desde las trincheras de algún remoto lugar de Tontovideo, y pertenece a la misma tribu o la misma miel o estirpe acorralada por las tormentas lautréamontianas.

Federico: Claro, porque uno puede ser militante político o social, pero a la hora del oficio de la canción se trata de encarar el arte como un ámbito de militancia específico, que tiene su propio lenguaje. Vale decir: un tormentano sería una especie de miliciano que asume la tormenta, la resiste y la transforma.

Felipe: Y para eso hay que tener una concepción estética que lucha contra un modelo de cultura hegemónica.

¿Sienten como referentes básicos a Julio Herrera y Reissig y Eduardo Darnauchans, por ejemplo?

Felipe: Sí, porque mismo hoy en día se puede ver cómo los dos siguen siendo impunemente meados.

Haugussto: Yo los consideraría incluso como verdaderos heraldos de la tormenta, que pueden alinearse perfectamente con Vallejo, Dylan Thomas, Renato Russo o nuestro Diego Presa, que para mí fue el que entendió la cosa después de tantos años de vacío.

Federico: Bueno, y ni que hablar de lo que significan para nosotros los Beatles, Silvio Rodríguez o Zitarrosa. Y en estos últimos dos casos, se trata de trovadores que dialectizaron muy bien la exigencia de cada ámbito de militancia.

¿Cuándo sería la próxima presentación de este trío de solistas?

Haugussto: La próxima presentación segura será el 29 de mayo, en el bar 4 Burros, donde probablemente nos acompañe nuestro amigo Luis Maya, con quien ya hemos venido trabajando.

Federico: Lo importante es que cada actuación no tiene un valor meramente difusorio, sino que la presentación pública implica un crecimiento en la consolidación del proceso creativo, porque es en esa instancia donde vos te das cuenta si efectivamente conmovés.

Felipe: Lo que significaría transformar la tormenta. Porque si no sucede eso, es que algo no funciona. ¿No?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+