domingo

CON SETEVEN SPIELBERG Y TOM HANKS “NO SOPORTAMOS VER NUESTRAS PELÍCULAS”


Por Juan Luis Caviaro
(4 / 10 / 2015)

Hoy es un buen día para los aficionados al cine: 'El puente de los espías' ('Bridge of Spies') ha llegado a la cartelera. Ya les he comentado anteriormente que pude ver la (estupenda) película antes del estreno gracias a un evento organizado por 20th Century Fox en Londres. Tras la proyección asistí a un encuentro informal con las dos estrellas de esta producción: Steven Spielberg y Tom Hanks.
¿Alguna vez habéis soñado con conocer a alguien que admiras, y todo se desarrolla como si fuera la persona más simpática del mundo? Fue así con ambos. Entraron en la sala saludando amistosamente, Spielberg pidió una Coca-cola, Hanks una manzana, se pusieron cómodos en un sofá y empezaron a charlar como si estuvieran en su casa. Tras una breve presentación por nuestro lado, comenzó la ronda de preguntas y respuestas, siempre con un tono distendido, cercano, como si nadie estuviera allí por trabajo.
Creo que lo notaréis leyendo el artículo. Por supuesto, hablamos del film que nos reunió (sin spoilers) pero también de su forma de trabajar y de su cine, hay varias anécdotas muy divertidas, algún que otro consejo para aspirantes a directores y una curiosa confesión: no soportan ver sus películas. Espero que lo disfrutéis

______________________
Sobre 'El puente de los espías'
Hay mucho diálogo potente en la película, y varios monólogos, ¿se permiten las improvisaciones en el set o sólo vale lo que está escrito en el guion?
Steven Spielberg: Es mucho mejor hacer una película con un guion en el que confías, que salir ahí con un guion que sabes que debes arreglar sobre la marcha. No hay nada que descontrole más una producción que escribir mientras ruedas. He hecho algunas así, sé lo caro que es. No queríamos ni empezar el casting de la película sin tener confianza en el guion. Matt Charman escribió el primer borrador, Joel y Ethan Coen los siguientes, tuvimos un buen guión. Una vez que terminamos ese proceso hicimos un montón de reescritura. En el día a día incluimos cosas que nos inspiraban y quisimos que estuvieran en la película. Tom estuvo leyendo las memorias del verdadero Donovan y añadió pequeños detalles divertidos que se nos habían escapado durante nuestra investigación, para dotar de más autenticidad al personaje. Los Coen añadieron humor.
¿Cómo se produjo la incorporación de los hermanos Coen? No es el tipo de género al que nos tienen acostumbrados.
Spielberg: Al parecer leyeron la noticia de que yo iba a dirigir una película de espías y su agencia nos llamó: "Joel y Ethan siempre han fantaseado con participar en una película de espías, ¿podrían meter mano en el guion?". Les conocí después de 'Sangre fácil' ['Blood Simple'], cuando estaban empezando, pero no mantengo una relación estrecha con ellos. Nos vimos otra vez por 'Valor de ley' ['True Grit']. Entraron en mi despacho y me dijeron: "Tienes un libro del que queremos hacer una película". Yo les dije: "Genial, aquí está el libro". Firmamos el acuerdo. Me invitaron a visitar unas localizaciones y les dije: "No hace falta, ya veré las tomas". Nunca hablé con ellos. Me enseñaron la película y les dije: "Genial". Y ahí terminó todo [risas].
Tom Hanks: ¡A eso es a lo que yo llamo producir! [risas]
Spielberg: Fue mi producción más divertida [risas]. Pero sólo puedes hacerlo cuando se trata de gente como Joel y Ethan Coen. Y es verdad lo que dicen, uno termina las frases del otro. Respetaron mucho el guión, el trabajo de Charman, su investigación. Hace poco estuvimos en un evento con público respondiendo preguntas tras la proyección, había cientos de personas, y el moderador preguntó: ¿cuántos de vosotros conocíais la historia de Donovan? Y sólo una decena de manos se alzaron. Nos inspiró a todos poder abordar algo así, donde podemos aprender algo.
Precisamente eso iba a preguntar, no es una historia muy conocida, ¿cuáles fueron vuestras fuentes principales?
Hanks: Donovan escribió bastante sobre su carrera. Escribió un enorme libro sobre su defensa de Rudolf Abel. Del cual sólo leí partes. Y escribió sobre sus seis días en Berlín y los espías. De ahí saqué bastantes cosas. Por ejemplo, el resfriado. Le dije a Spielberg que pilló un resfriado salvaje en Berlín y me respondió: ¡Eso es genial! Podemos hacer que se vayan pasando el resfriado. El retrato general viene de la dirección y el guion, creo que mi trabajo es rellenar con los todos los posibles pequeños elementos humanos que no requieren la necesidad de ser escritos. Lo único en ese sentido fue que Donovan estuvo retenido en la frontera alemana, durante cuatro o cinco horas. Estuvo solo en una oficina durante todo ese tiempo. Y vio unos planfetos escritos en francés, inglés, español, italiano... sobre la gloriosa vida de los trabajadores en el paraíso de la Alemania comunista [risas]. Y por eso tengo la copia en inglés delante de mi cara en la película. Se trata de eso, añadir pequeños y rápidos elementos, fue una conversación divertida con el departamento artístico. Rellenas momentos como ése. Pero todo vino del propio Donovan.
Es interesante ver la construcción del muro de Berlín. ¿Por qué decidisteis incluirlo?
Spielberg: El muro era parte de la película. Su destrucción. Porque es parte de la historia. Es parte de los hechos reales cuando Donovan llega allí, después de que la CIA le pida dejar el sector privado y usar sus habilidades diplomáticas para ayudar en la negociación, y nuestro gobierno permanecería entre las sombras, en este intercambio con los soviéticos. El muro iba a estar ahí. Así que evaluamos esa oportunidad porque la mayoría de las películas simplemente muestran cómo cae el muro o que ha existido, así que teníamos la oportunidad de recrear su creación. Y ese pánico de última hora, de saltar por la ventana, antes de que la ciudad quedara dividida en dos.
'El puente de los espías' es muy tensa, sientes el peligro, pero apenas hay muertes. ¿Por qué apostó por este enfoque?
Spielberg: Es lo que me atrajo del proyecto. Casi no hay disparos. Todas las balas están en las palabras. Toda la acción está en las conversaciones. Todo el suspense está en los esfuerzos diplomáticos, en no dejar a nadie detrás. Todo esto me interesó. Además, una de mis películas favoritas es 'El tercer hombre'. No va de disparar a nadie. La intriga está en las sombras, en no ver lo que te espera en la siguiente esquina. Esto fue muy importante para todos, desde el primer guión. Y los hermanos Coen dejaron puntos muertos en la historia para que el espectador no sepa qué va a pasar a continuación. Hicieron pequeños arreglos en la estructura para hacer todo más misterioso. Para mí... no sé, creo como director ya eliminé de mi sistema toda necesidad posible de tiroteo con 'Salvar al soldado Ryan' [risas]. Dios mío, cuánta gente moría en esa película... Soy muy feliz de poder encontrar historias que me atrapan. Y los mejores relatos están en nuestra Historia. Las mejores historias están los capítulos que nuestros padres tuvieron que vivir, los capítulos que estamos viviendo... Tienes que sacar lo que merece la pena y verlo con perspectiva. Eso es lo más importante.
Sobre sus colaboraciones, las buenas películas, Indy, Eastwood...
¿Cómo es vuestra relación en el set?
Spielberg: Pues como ahora [risas]. Es informal. No nos ponemos tensos entre nosotros. Quizá haya algún día duro, físicamente, para ambos, pero nos lo ponemos fácil el uno al otro, y a menudo, muy a menudo, estamos de acuerdo en todo. El mejor ejemplo es cuando estábamos rodando 'Salvar al soldado Ryan'. Estaba preocupado por la cantidad de diálogos que había en el desembarco de la playa, era un problema desde un punto de vista logístico. Una noche, al segundo o tercer día de rodaje, comencé a tachar diálogos. A la mañana siguiente fui al set y me dirigí directamente a Tom, que acababa de salir del vestuario, ya caracterizado como el Capitán Miller, y le dije: "Tenemos que hablar. Hace viento, tenemos que recortar lo que dices". Se llevó la mano a la mochila y sacó el guión, que por cierto siempre llevaba encima, en la cartera, si os fijáis en la película veréis el guión entre sus pertenencias [risas]. Sacó las páginas del día, me las enseñó y había tachado las mismas frases que yo. Exactamente las mismas.
Hanks: Y le pregunté "¿qué vamos a hacer en lugar de decir todos estos diálogos?" y me respondió: "Bueno, di lo que quieras, pero vais a tener que ir hacia delante entre explosiones" [risas]. Como actor, llegas completamente preparado para cualquier dirección que puedas imaginar, no es sólo saberte los diálogos, es sobre la intención que hay detrás de todo. Estar listo para cualquier circunstancia que pueda ocurrir, para cosas que no pasan hasta que empezamos a rodar la escena, y ver si las incorporamos o no. Porque, ya sabes, hay gente que llega al set con las gafas de sol puestas en plan... [cruza las piernas, simula que tiene un guión entre manos, pasando las páginas nerviosamente y mirando a todas direcciones] ¿Qué hacemos hoy? ¿Qué vamos a hacer? ¿Vamos por la escena 16? ¿Hacemos la escena 16? ¿Qué hacemos?... Y piensas: oh, mierda. Pasa a menudo, os sorprendería, tienes que estar listo para lo que sea.
¿Cómo detectas una buena historia? ¿Una buena película?
Spielberg: No me corresponde a mí decir si he hecho una buena película, os corresponde a vosotros. Simplemente amo contar historias. Todo tipo de historias diferentes que no tienen relación con mi vida, me gusta implicarme en historias totalmente extrañas a mí, hasta que me meto en su ADN y entonces las entiendo mejor para contarlas con autenticidad. No hay una razón para dedicarme a esto. Hay muchas cosas que podría hacer en mi vida, en lugar de esto. Desafortunadamente, no se me ocurre ninguna [risas]. Hasta que no averigüe si soy mejor haciendo otra cosa, seguiré contando historias. Dependerá del público aceptarlas o rechazarlas. Lo único raro de todo esto es encontrarse con el público. Y si el público no conecta en absoluto, siempre puedes decir: bueno, a mí me gusta.
Tom Hanks: Debe ser algo que te fascine. Tan simple como eso. Hay muchas razones para hacer una película. Besar una chica... [risas] Pero si es no es algo que te fascina, es una pérdida de tiempo, ¿qué sentido tiene? Debe ser algo sobre el comportamiento humano, que reconoces, y debe tener un tema que te honre. Ya sabes, algo como, ¿por qué pasan cosas malas a gente buena? Y en algún punto debes reconocer si es real o no. Me gusta ir al cine y siempre me pregunto: ¿qué haría yo en las mismas circunstancias? Esas son las mejores películas que puedes hacer. Las otras, ya sabes... A fin de cuentas sabes que James Bond no va a morir. Quieres poder reconocer algunos aspectos de ti mismo en la pantalla, y no eres James Bond.
Después de tanto tiempo haciendo películas, me pregunto si acudís al set sin inseguridades, sin dudas.
Hanks: [mirando a Spielberg] ¿No sería genial?
Spielberg: Me encantaría hacer una película sin tener dudas sobre nada. Creo que eso es lo que nos une a todos. Nunca has terminado de pintar. Nunca dejas de añadir algo en alguna parte y siempre deseas tener un par de semanas más. Por eso no puedo ver mis películas. Hay muy pocas que puedo ver. Quizá seis.
¿Cuáles?
Hanks: No le preguntes eso [risas].
Spielberg: Siempre veo algo que no tuve tiempo de hacer. O el tiempo y la madurez me permiten ver cosas diferentes, estar más informado, saber más que antes... A todos nos pasa lo mismo. Y aquí mi consejo: sentirte bien sabiendo que has terminado de contar la historia perfecta, es lo que te va a hacer seguir contándolas, una y otra vez. Cuando en mi interior sepa que lo he hecho realmente bien, y esté satisfecho, entonces podré tomarme vacaciones el resto de mi vida [risas]. Nunca estoy satisfecho. Y esa es una buena sensación.
¿Y Tom, está satisfecho?
Hanks: ¡Nunca! Cuando emiten algo mío en HBO acudo rápidamente al mando a distancia. No soporto verme. Porque nunca cambia. Nunca desaparecen sus errores, los arrepentimientos... Desde la primera proyección, piensas "¿De verdad me veo así? ¿De verdad sueno así? ¿En qué estaba pensando cuando hice eso?" [risas]. No sacas nada de examinarte una y otra vez. Estás contento de poder hacer películas, pero tu trabajo está conservado en ámbar y no hay nada que puedas hacer. Salvo quitarlas y ver cualquier otra cosa. Hay una cosa que me hace desconfiar siempre de los directores, cuando vuelven de ver las tomas diarias; les preguntas cómo han salido y te sueltan: "LAS TOMAS FUERON FAN-TÁS-TI-CAS" [risas]. Cuando un director me dice eso, sé que la película va a ser un desastre [risas]. Cuando preguntas y el director dice "No sé, estaban bien, vamos a esperar a montarlas...", eso es lo que quieres oír. Porque cuando están tan seguros de todo, de que son ¡GENIOS!... Huye. Huye, porque va a ser un desastre.
Steven, hemos oído muchos rumores sobre 'Indiana Jones 5', ¿la veremos realmente algún día contigo y Harrison Ford?
Spielberg: Eso espero. Sí, me encantaría.
Hanks está rodando 'Sully', su primera colaboración con Clint Eastwood (de ahí el pelo blanco y el bigote). ¿Qué diferencia destacarías respecto a trabajar con Spielberg?
Hanks: Hay una cosa. Los dos están muy calmados, porque han hecho esto millones de veces. En las películas de Steven, cuando vas a rodar, todo el mundo, ya sea de peluquería o de efectos visuales, tienen que estar callados. ¡RODANDO! ¡ESTAMOS RODANDO! ¡TODO EL MUNDO! ¡ESTAMOS RODANDO! ¡LA CÁMARA ESTÁ RODANDO! Eso por todas partes. Todo el mundo sabe que se está rodando. Cuando oyes eso todos somos como caballos de carrera. A Clint Eastwood no le gusta esto. Sólo ves a un puñado de personas haciendo esto: [alza un dedo y hace movimientos circulares]. No hay ruidos, no hay locura, no hay gritos. Sólo esto [repite el movimiento] y entonces Clint dice así: [susurrando] "Ok, adelante".
Spielberg: Le he producido varias películas. Le conocí en el 73, yo había visto 'Escalofrío en la noche' ['Play Misty for Me'], y él estaba empezando a dirigir. Somos amigos desde entonces. Mi compañía ha producido cuatro o cinco películas suyas, y he estado en sus sets. Cuando está contento con una toma, después de tres o cuatro intentos, no dice "corten, a positivar", dice: "Ya está bien por esta noche". Y se va. [risas]"
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+