domingo

NOCHE OSCURA (48) - SAN JUAN DE LA CRUZ


LIBRO SEGUNDO

DE LA NOCHE OSCURA, TRÁTASE DE LA MÁS ÍNTIMA PURGACIÓN, QUE ES LA SEGUNDA NOCHE (PASIVA) DEL ESPÍRITU.

CAPÍTULO 15

Pónese la segunda canción y su declaración.

Canción segunda

A oscuras y segura,
por la secreta escala, disfrazada,
¡oh dichosa ventura!,
a oscuras y en celada
estando ya mi casa sosegada.

1 / Va el alma cantando en esta canción (todavía) algunas propiedades de la oscuridad de esta Noche, repitiendo la buena dicha que le vino con ellas. Dícelas, respondiendo a cierta objeción tácita, diciendo que no se piense que por haberse en esta Noche y oscuridad pasado por tanta tormenta de angustia, dudas, recelos y horrores, como se ha dicho, corría por eso más peligro de perderse, porque antes en la oscuridad de esta Noche se ganó. Porque en ella se libraba y escapaba sutilmente de sus contrarios, que le impedían siempre el paso, porque en la oscuridad de la Noche iba mudando el traje, y disfrazada con tres libreas y colores que después diremos; y por una escala muy secreta, que ninguno de casa la sabía, que (como también en su lugar notaremos) es la viva fe, por la cual salió tan encubierta y en celada, para poder bien hacer su hecho, que no podía dejar de ir muy segura, mayormente estando ya en esta Noche purgativa los apetitos, afecciones y pasiones, etc., de su ánima adormidos, mortificados y apagados, que son los que estando despiertos y vivos, no se lo consintieron.

Sigue, pues, el verso, y dice así:

A oscuras y segura.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+