domingo

EL TAO (4) - LAO TSÉ


17 / El Gobernante Supremo concede a todos sus súbditos la posibilidad de desarrollar la conciencia. Pero este Gobernante no procura beneficiarlos o premiarlos con lo terrenal, ni tampoco inculcarles el miedo y el temor hacia Él.

Quien sólo cree bobamente no sabe sobre esto. Pero Aquel Que ha conocido a este Gobernante ya no cree bobamente.

¡Oh, cuán profunda es esta verdad!

Obteniendo buen resultado, sigo progresando más aun y ante mí revelan mayor entendimiento de Todo.


18 / Si en el país han negado al gran Tao, se comienzan conversaciones sobre “humanismo”, sobre “justicia”… ¡Pero en esta situación tales conversaciones no son nada más que una gran hipocresía!

De la misma manera, cuando hay discordia en la familia, surgen exigencias de “respeto filial” y de “amor paternal”.

Y cuando en el país entero hay tal desorden, surgen lemas de “patriotismo” y de “amor a la patria”.


19 / Cuando tal falsedad e hipocresía sean eliminadas, el pueblo será cien veces más feliz. La falsedad, la sed de ganancias, el robo, la crueldad hacia los seres vivos, todo esto desaparecerá cuando las personas obtengan el conocimiento verdadero. Pues, todos los vicios (16) humanos se deben a la falta de conocimiento. Es el conocimiento lo que mostrará a las personas que, por su propio bien, es mejor ser sencillo y bondadoso, moderar los deseos terrenales y liberarse de las pasiones perniciosas.

20 / ¡Dejen de guardarle fidelidad a las cosas a las cuales están apegados y se liberarán de la aflicción y la autocompasión! ¡Sólo procediendo así se puede obtener el Soporte (17) verdadero en la vida! ¿Acaso no vale la pena rechazar las esperanzas y costumbres comunes de la gente para cumplir este propósito?

¡Cuán grande es la diferencia entre el bien y el mal!

¡No hagas lo que es indeseable para el otro! Sólo con este principio se puede reducir el caos y establecer el orden en la sociedad.

Pero, mientras tanto, todas las personas se entregan a la vanidad y el caos se está apoderando de la sociedad.

Sólo yo estoy tranquilo y no me expongo a la vista de todo el mundo. Soy semejante a un niño que no ha nacido en este mundo de vanidad.

Todas las personas están cautivadas pos los deseos mundanos. Y sólo yo me negué a todo lo que ellas valoran. Soy indiferente a esto.

Todas las personas viven en su egocentrismo. Y sólo yo escogí liberarme de este.

Estoy fluyendo como una Corriente de la Conciencia en la Inmensidad y no sé cuándo me detendré.
¡Yo -en mi corazón- estoy conociendo a Tao! ¡Oh, es tan sutil!

Me distingo de los demás porque valoro a Aquel Que creó todas nuestras vidas.


Notas

(16) O defectos del alma.

(17) Tao.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+