domingo

LOS SINUOSOS CAMINOS DEL SABER (6) - RICARDO AROCENA


ALDEA GLOBAL
En nuestros días asistimos a los efectos de una profunda revolución tecnológica, la denominada “revolución electrónico informática” que ha traído cambios fundamentales en las telecomunicaciones, la microbiología y otras áreas. La máquina herramienta que dinamizó el desarrollo de la civilización industrial estaría siendo reemplazada por máquinas herramienta de control numérico y robots, donde la computadora pasa a jugar un papel fundamental. La vida cotidiana en los países avanzados se ha visto invadida de equipos informáticos: tarjetas de crédito, tarjetas electrónicas que sustituyen las llaves en los hoteles, semáforos inteligentes, etc.
También las comunicaciones han sufrido una profunda transformación, hoy con las tecnologías digitales sonido, imagen y texto se pueden combinar en un producto único: la famosa multimedia, cuyo dominio se ha transformado en un tema estratégico en los aspectos tecnológico, industrial y cultural. La aparición de nuevos productos (CD ROM, softwares educativos, microcomputadoras, terminales multimedia) y nuevos servicios (bancos de datos, Internet) se apoyan en la fusión de la informática, la televisión, el teléfono y el satélite a través del dominio de las tecnologías digitales.
A nivel productivo, las más poderosas empresas de la era informacional organizan sus procesos operativos a escala mundial, creando lo que se ha denominado una trama o red global. Cada producto final incorpora componentes producidos en diferentes lugares del mundo, que se ensamblan de acuerdo con los intereses de mercados específicos en una nueva forma de producción y comercialización más flexible y personalizada.
El capital hoy no sólo se traslada a los lugares más alejados del mundo -como lo ha hecho desde el siglo XVI- sino que es capaz de funcionar como una unidad en tiempo real o escala planetaria. Cantidades fabulosas de dinero se negocian en segundos en los circuitos electrónicos que unen al mundo de las finanzas. Se trata de un fenómeno nuevo que sólo comienza a ser posible hacia fines del siglo XX gracias a la nueva estructura proporcionada por las tecnologías de la información y comunicación. El mundo parece funcionar en la actualidad cada vez más como una unidad operativa única, como un mercado global de capitales.
Se ha creado una gigantesca esfera de economía especulativa cuyos principales actores son los bancos, las instituciones internacionales financieras, las multinacionales y los fondos privados de pensiones. El fenómeno de la globalización del capital trajo cambios en la configuración del poder, el cual en la actualidad está en manos de una élite ubicada en los países avanzados, en particular en los EEUU. Esta nueva forma de internacionalización del capital ha sido denominada por muchos autores como globalización o mundialización.
Sin embargo este término ha sido puesto en tela de juicio a raíz del uso interesado que han hecho de él los sectores dominantes a nivel mundial y sus ideólogos, quienes a nombre de la globalización han pretendido hacer creer que estamos sometidos a la acción de fuerzas económicas incontrolables, que impiden toda iniciativa nacional. Según estos planteos las políticas nacionales deben someterse a los imperativos de la "nueva economía global". Cualquier planteo disidente inmediatamente es tachado como inviable frente a los "mercados" erigidos en todopoderosos.
DINOSAURIOS
Desde los centros de poder ha venido emanando por todas las vías un proyecto económico, un proyecto político, un proyecto social y un proyecto cultural. Una ideología en suma, que es presentada como la única propuesta posible en la circunstancia actual. En lo económico promueven el mal denominado "neoliberalismo"; en lo político un estado autoritario apoyado en medios de comunicación que al decir de Chomsky logren "domesticar el rebaño perplejo"; en lo institucional una democracia limitada, restringida, tutelada, de baja intensidad o como se la quiera llamar que concentre el poder en órganos no electivos y por lo tanto no sujetos a cambios como los Consejos de Seguridad, Bancos Centrales, etc.; en lo social la máxima fragmentación; en lo cultural la alienación y el final de cualquier pensamiento alternativo.
Es así que vivimos en la sociedad de lo cotidiano, de lo concreto, de lo disgregado, de lo fugaz, de la comida desechable, de las parejas desechables ¿y por qué no?, también del pensamiento desechable y de la no historia. Recientemente el teólogo Frei Betto refiriéndose a la situación actual en el marco de la peripecia humana, decía: "Es probable que, en los 2400 años que se extienden de Sócrates a nuestros días, la humanidad no haya tenido un período tan desprovisto de utopías como ahora. ¿Dónde están las grandes ideas filosóficas, religiosas o políticas que nos puedan mover en dirección de un futuro mejor? El nipo norteamericano Francis Fukuyama expresa, con mucha propiedad, el primero y único mandamiento de la ola neoliberal que azota al planeta: 'la historia se acabó' ".
El desarrollo objetivo de la ciencia y la tecnología son utilizados por los circuitos de poder para acrecentar el capital, pero no solamente. Según el economista compatriota Héctor Tajam "la tecnología, a través de una pretendida neutralidad, despojada de elementos subjetivos (es decir de quienes la controlan y bajo qué intereses concretos es desarrollada), se nos presenta como capaz de resolver todos los problemas que la humanidad tiene desde que el hombre tuvo conciencia de sí mismo". Así, sonriente y maltrecho, Panglós, aquel optimista personaje de Voltaire, resucita de la mano de la "no historia", para decirnos una vez más que vivimos "en el mejor de los mundos posibles" y que por lo tanto debemos abandonar cualquier idea de cambio o cualquier propuesta cuestionadora de la verdad globalizada y del pensamiento único.
Las fuerzas del conocimiento desatadas parecen en loca e incontrolable carrera, aunque como dice Tajam, atrás se mueven poderosos intereses. A la irrupción de toda clase de innovaciones útiles para la vida cotidiana le han seguido investigaciones que por lo menos llevan a una profunda reflexión sobre el destino humano. El cine de ficción palidece ante la clonación y el nacimiento de la famosa oveja Dolly, las novelas del escritor inglés Orwell quedan empequeñecidas ante proyectos globales de dominación como los proyectos Haarp y Echelon, en tanto que la mutación genética lleva a Frankestein al terreno de la naturaleza, amenazando con acabar con el mundo tal cual lo hemos conocido.
La debacle ecológica producto del saqueo indiscriminado de las riquezas naturales por parte de las multinacionales y de los países desarrollados ha llevado a reflexionar a Leonardo Boff que hoy por hoy el problema no radica en qué futuro tiene occidente, sino qué futuro tiene la humanidad, qué futuro tiene el planeta. En forma contundente sentenció que de seguir así "nos despeñaremos hacia un abismo o conoceremos el destino de los dinosaurios".
AMERICA LATINA, CIENCIA Y DEPENDENCIA
Los cambios tecnológicos no supusieron para nuestro continente la ruptura de la dependencia, sino su profundización. América Latina debe su sometimiento a la persistencia del latifundio, al comercio no equivalente, al deterioro de los términos de intercambio, a la penetración de capitales, a la deuda externa, pero también a la dependencia tecnológica, a los pagos de patentes, a los pagos por "royalties", a la importación de tecnología obsoleta y cuya amortización abulta la deuda externa, a la "fuga de cerebros" y a un sin fin de elementos que han sido característicos de nuestro subdesarrollo. Pero a todo esto que viene de lejos, se le pueden agregar nuevos ingredientes como el papel que hoy juega en el marco del mercado global, con estados desmantelados, enfrentada al proteccionismo mientras desproteje su economía, saqueada cada vez más por firmas internacionales que la despojan de sus bienes naturales en función del desarrollo de nuevas tecnologías, etc.
Sobre esto último puede decirse que poderosos capitales vinculados a la industria del medicamento, que ganan en biotecnología cientos de miles de millones de dólares anuales, detentan patentes y derechos industriales sobre miles de nuevas tecnologías biológicas desarrolladas a partir de los tesoros genéticos existentes en las selvas tropicales. Por ejemplo: el laboratorio alemán Merck que produce colirios que se usan en el tratamiento del glaucoma, extrae el alcaloide que precisa de un arbusto de Amazonia llamado Jaborandí. El alcaloide es procesado en el nordeste del Brasil y luego enviado a Alemania, donde se fabrica el medicamento, después Brasil lo importa a precios altísimos, no pudiendo ningún laboratorio de ese país fabricarlo.
El argentino Jorge Eduardo Rulli, integrante del grupo de reflexión rural (GRR) en el marco de la crisis de su país en los inicios de este milenio, señaló que ella se debía en gran medida al papel jugado por las trasnacionales, que impusieron "el productivismo junto a paquetes tecnológicos y con ello una competencia despiadada para bajar los costos de producción y un pensar siempre en aumentar las cantidades y no la calidad. Las consecuencias son la primarización de la economía, la falta de manufacturas agropecuarias, la extinción de la vida rural y las crisis de superproducción en paralelo a enormes carencias alimentarias de la población".
También en el plano de la difusión del conocimiento científico existe una clara discriminación, que se ha venido agudizando. Editores de revistas científicas latinoamericanas han denunciado la existencia de obstáculos estructurales y sutiles prejuicios que impiden a los investigadores de los países del continente compartir entre sí y con el mundo industrializado sus descubrimientos. W. Wayt Gibbs, en un trabajo al que tituló "Ciencia del Tercer Mundo", denunció el "ostracismo al que los principales canales de difusión de la ciencia están condenando a la mayor parte de la investigación que se realiza". Los investigadores latinoamericanos por lo general no son citados en las principales revistas científicas internacionales, ni incluidos en los principales índices bibliográficos y por lo tanto sus estudios tampoco son considerados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+