domingo

LOS SINUOSOS CAMINOS DEL SABER (2) - RICARDO AROCENA


EPOCA DE TITANES
En el siglo XVI se alcanzan las condiciones necesarias para el desarrollo de un capitalismo que se venía modelando desde siglos anteriores, en particular en las ciudades flamencas del norte de Italia. El Renacimiento preparó una gigantesca revolución industrial y cuestionó no solamente las creencias religiosas pre existentes sino las mismas bases del poder teocrático de la época. Aplicando lo señalado al comienzo de este artículo, podríamos decir que el desarrollo de las fuerzas productivas chocaba de lleno con las relaciones de producción de tipo feudal, dominantes en aquel momento.
La moderna sociedad burguesa, nacida entre las ruinas de la sociedad medieval, no acaba con las contradicciones de clase. Únicamente sustituye a las viejas clases, las viejas condiciones de opresión, las viejas formas de dominación, por otras nuevas. El descubrimiento de América y la circunnavegación de África ofrecieron a la burguesía en ascenso un nuevo campo de actividad.
Los mercados de la India y China, la colonización de América, el intercambio con las colonias, la multiplicación de los medios de cambio y de las mercancías en general imprimieron al comercio, a la navegación y a la industria un impulso desconocido hasta el momento. La antigua organización feudal o gremial de la industria ya no podía satisfacer la demanda, que crecía con la apertura de nuevos mercados. Vino a ocupar su puesto la manufactura. El estamento medio industrial suplantó a los maestros de los gremios y la división del trabajo entre las diferentes corporaciones desapareció ante la división del trabajo en el seno del mismo taller.
En síntesis, al alcanzar los medios de producción un cierto grado de crecimiento, las relaciones feudales de propiedad cesaron de corresponderles, frenando su desarrollo en lugar de impulsarlo. Al transformarse en una traba, se planteó la necesidad social de que las estructuras feudales estallaran, lo que en definitiva se produjo. En su lugar se estableció la libre concurrencia, con una constitución social adecuada a ella y la dominación política y económica de la clase burguesa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+