domingo

JULIO HERRERA Y REISSIG - EPÍLOGO WAGNERIANO A LA “POLÍTICA DE FUSIÓN” (4)


Con surtidos de psicología sobre el Imperio de Zapicán

Todos estos peajeros, y estos Reyes, y estos mercaderes; todos estos guardianes de países y de tiendas, todos son mis enemigos. Abomino todo sacrificio al dios vulgo o al dios éxito. Me repugna lo trivial. Odio la hipocresía y el servilismo como los mayores crímenes. He de decir la Verdad aunque me aplaste el Universo.

NIETZSCHE:

Así hablaba Zaratustra.


(…) A eso se debe que las diplomacias hayan desmembrado el territorio cuantas veces lo han querido… (1) ¡Siempre el plato de lentejas! Siempre lo inmediato sobreponiéndose a lo venidero… Confesémoslo: los extranjeros desde la oficina de una Empresa de Ferrocarril o de Aguas Corrientes, o desde el gabinete de las diplomacias en Buenos Aires o en el Janeiro, han comerciado con la infelicidad, con el carácter primitivo de los uruguayos cual si lo hicieran con salvajes a quienes por una fruslería se les toman valores considerables en oro y piedras preciosas… (2)

(…) Después de todo, preténdase honrar con esculturas marmóreas a cada uno de los gobernantes y caudillos que ha habido en esta tierra, la Metropolitana de la rutina, el prestigio de la insensatez: verdaderas máquinas de guerra del charruísmo caucásico, catapultas del frenesí hereditario, genio de impulsividad, cábalas de inconsciencia, misólogos inverosímiles, fantasmas nemorosos de la iracundia automática!

Fuera más noble, más franco, más en relación con la verdad científica levantar en honra de esa gente apasionada, de esos simpáticos energúmenos, un monumento que ostentase sobre su cúspide un charrúa pronto a clavar la lanza… En la base un epitafio que dijera en letras rojas:

Homenaje a la acción refleja
1825 a 1902

(…) Eso es lo que yo pienso de los partidos, caparazones de sombra, y de lo que ha sido nuestra política hasta el presente, de anacronismos inveterados, de vejámenes superpuestos, de prístinas miserias, de estupideces protoplasmáticas.

Juzgo un bien sociológico profundo arrojar agua sobre la llama de los odios tradicionales, ludibrio de estos tiempos de renovaciones, y causa del retardarismo chino de esta nación empacada; sobre esa pira que devora ritualmente el bienestar y la riqueza en beneficio de unos cuantos epicúreos refinados que con su grímpola farsaica engañan a los bueyes tontos de la muchedumbre.

¡Que vengan otras ideas, otros partidos, otras tendencias más de acuerdo con el siglo XX y el adelanto científico! Es tiempo de que los Atridas calmen sus odios cerriles en las aguas emolientes del río del olvido. Son necesarios tragaluces y ventiladores en este piso bajo y oscuro que ocupa nuestra comarca, con respecto a la civilización:

¿Qué hacer si no?...

Hay que golpear contra el empedrado el cerebro de nuestros hombres, probando si de ese modo se les disasocia lo que hay escrito de necedad en las circunvoluciones de sus aparatos… ¿Quién nos dice que por esta cura de fisiología taumatúrgica no se obtenga un genio de un montevideano, un superhombre de Revolución? Recordaré que el “Salomón Negro”, el visionario de Zarathustra debió ser para los siglos el gran Federico Nietzsche, por la contusión violenta que sufrió en el occipucio, frente a París, durante el sitio, cuando un casco de granada le mató el caballo. Si llegáramos a tal progreso, decirle a un hombre golpeado equivaldría a llamarlo Genio!... ¡Qué ironías reserva el Tiempo; y aún existen lexicólogos que pretenden a toda costa embalsamar el lenguaje!


Notas

(1) Los límites del Uruguay son: por el Norte Aparicio Saravia; por el Sur Juan Lindolfo Cuestas; por el Este una lengua del Brasil que se bebe toda el agua del lago de Merín; por el Oeste una garra de la República Argentina que se ha posesionado de Martín García.

(2) Sobre la tumba de don Andrés Lamas debería ser colocado un collar de cuentas… Nuestro Tayllerand charrúa merece este honor simbólico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+