domingo

LOS RECOVECOS DE MANUEL MIGUEL (9) - Desbocada reinvención de la vida de Manuel Espínola Gómez.



Hugo Giovanetti Viola

Primera edición: Caracol al Galope, 1999.
Primera edición WEB: elMontevideano Laboratorio de Artes, 2016.


SEGUNDA PUERTA: ARENA ASOMBRADA (5)

EN 1977 tuve ocasión de ver la muestra colectiva Arena, organizada por la Comisión de Fomento de Punta del Este. Mis padres trabajaban todo el verano en la península atendiendo la sucursal de un negocio de casimires y yo viajaba de jueves a sábado a dar clases de guitarra a destajo. Los pisos del local de la Comisión de Fomento estaban cubiertos por un colchón de arena: sobre esa original base escenográfica uno se tambaleaba encontrando obras de nivel bastante parejo, hasta que el tarantulón de 2.24 por 1.30 enviado por Manolo emergía destrozando cualquier clase de armonía colectiva imaginable.

-Qué locura -dijo una mujer que estaba parada adelante mío del brazo de un pituco famoso. -Este tipo tiene un afán de hacerse ver realmente in-to-le-ra-ble.

-Pero te aseguro que en Buenos Aires no hay un pintor así -dijo el hombre. -Este tipo es un genio.

-¿Un genio que pinta por encargo de una Directiva se señoras snobs?

Le piden a Manolo un cuadro cuya temática tenga algo que ver con la arena o con la playa y aunque el plazo es muy corto le resulta imposible resistirse a la tentación de instalar una máquina de guerra bajo las marquesinas del jet-set: primero piensa en una invasión de arañas pero calcula que eso podría llevarle meses de trabajo y se decide por una parábola todavía más petrificante: trata de sacar apuntes observando tarántulas vivas en la vieja Facultad de Humanidades y termina por arreglárselas con otros modelos conservados allí en alcohol y una vez reelaborado y geometrizado el dibujo lo calca y lo proyecta con iluminación oblicua y demora casi un mes en resolver el problema de las sombras y de las patas y los dos pedipalpos aparte de todo lo demás que delineará percutiendo con un gran pincel de punta redonda para obtener el flou: abajo se verá una familia de caracoles pulverizados por el paso de la monstruosa aparición cuyo vientre tiene la forma de una lámpara-granada emblematizada por un filamento al rojo y con forma de E: el Ejército aunque también existe la posible lectura superpuesta de un 3: las 3 armas o de una W: Washington (USA): o de una M: la Muerte: y al costado habrá una especie de bolsón de huevos de raya dignos de ser cargado por la huesuda medieval y arriba una familia entera de caracoles a punto de ser deshecha: y se sabe que el embajador de la administración Carter se mataba de risa comentando en qué forma más increíble le acaban de hacer estallar un “añarazo” en la cara a la oligarquía rioplatense.

-Vámonos de una vez -agregó la pintora-muñeca que me había bajado el informe de la Coordinadora del Arte casi dos años atrás, a la orilla de un otoño tristemente dorado.

-Como quieras, mi amor -contestó el porteño sesentón que había elegido tolerarla.

A la salida de la exposición tuerzo hacia un muellecito cercano al puerto. La luna llena fluye sobre la isla Gorriti como un oleaje de humo. Entonces me dejo inundar por Manzi y canto suavemente:

-Yo digo que es un tesoro de plata y oro tu corazón.

Y el aire está en paz: el de afuera y el de adentro. Y en el muelle encuentro a un muchacho de boina roja, tirado de cara al estrelletío.

-No te levantes -dije. -¿Andás bien?

-Bien -dijo Manuelito. -¿Y vos?

-Marchando. Se acabó la pulseada antártica, por lo menos. Me volví a casar y mi compañera está embarazada de seis meses.

-Eso es muy bueno, loco -sonrió el muchacho, agarrándose las manos para balancearlas en señal de serena (aunque estremecida) felicitación. -Yo acabo de ver pasar al gallo de Felisberto con una Hortensia vestida de novia. Mirá qué casualidad.

-Y yo acabo de ver el bicho que expusiste en la Comisión de Fomento, maestro. Te salió una parábola FUERTE como pedo de sordo.

Entonces Manolo largó la carcajada y no tengo duda que pensó en todas las Gárgolas demoníacas del mundo cuando tajeó la brisa con el brazo azulado y aulló desorbitadamente:

-YAAAA HIJOS DE UNA GRAN PUTA!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+