domingo

LA ÚLTIMA ENTREVISTA A MARIANO MORES


EL TACO QUE REPIQUETEARÁ POR ÚLTIMA VEZ
Por Eduardo Paz Carlson
No le pasa por el costado a nadie el hecho. Y no solo porque Mariano Mores llegará una vez a un escenario montevideano más, con 93 años, sino porque lo hace convertido en un representante icónico de una época del tango que no es esta, porque es un hombre que creó, compartió y vivió con los mejores exponentes del tango a nivel regional.
El evento, entonces, no es menor pero no solo para el público. La visita de este compositor que anunció otras veces su retirada pero se encontró con impensables energías renovadas a sus 93 años no pasa inadvertida para el ambiente tanguero local.

Un Mariano Mores auténtico respondió a El Observador con la misma sencillez con la que sus composiciones encantaron al mundo. Con 93 años, el domingo volverá a subirse a un escenario montevideano

Con la oportunidad de hablar con un maestro como Mariano Mores, conviene no dar tanto espacio a la introducción y dejar que el maestro cuente una vez más sus gustos, su historia y esa sencilla forma de ver el tango. Este sábado, el auditorio Adela Reta lo verá, a sus 93 años, sentado una vez más frente al piano para el público uruguayo, en la ciudad en la que logró su primer “hit”. 

_______________________

Maestro ¿cómo será el show del domingo?

Los invito a que lo vean. Solo puedo decirles que estará presente la esencia de mi música junto a mi sexteto, mis cantantes dentro de los cuales está un uruguayo; mi querido amigo Daniel Cortés. También estará mi hija Silvia, mi sobrino Ariel y por supuesto mi nieto Gabriel, con quien tenemos una linda sorpresa preparada.

¿Habrá bailarines?

Desde luego, la danza siempre está presente en mis espectáculos: tres parejas de baile nos acompañan.

¿Planea tener invitados uruguayos o argentinos para el concierto?

No en esta ocasión, aunque me hubiera gustado.

¿Cómo se siente? A los 93 años parece lleno de energía y con ganas de seguir tocando 93 años más. ¿Piensa en el retiro? 

Me siento pleno de espíritu, me cuesta hablar de retiro. Prefiero un hasta pronto.

¿Siente que en cada concierto se despide de su público?

Trato de no pensar en eso, solo quiero dejar lo mejor de mí y alimentarme de aquellos que gustan de mi música y me han privilegiado al seguirme durante tantos años.

Maestro, ¿qué es el tango? ¿Una forma de hablar, una forma de pensar, una forma de vivir, una forma de bailar, de amar, de morir?

Es todo eso y mucho más, es un sentimiento que nace de lo más profundo del ser humano. No hay persona que en algún momento de su vida no se identifique con un tango.

¿Cuál es el estado de salud del tango? ¿Es un género vigente?

El tango es perenne. Los más jóvenes lo conocen porque viene de la mano del rock, sigue siendo el tango, cantado por Luis Miguel u otro. Lo importante es que cada uno en su idioma lo reconozca y lo más importante es que es nuestro.

¿Qué nuevos valores del tango lo entusiasman en la actualidad?

Hay muchos, no los tengo presentes en este momento (¡no olviden mis 93!) y no quisiera dejar a nadie fuera.

¿Cómo se ve usted mismo dentro de la evolución del tango?

Yo he seguido siempre fiel a mi personalidad y a mi línea, he tratado de acompañar en el tiempo, pero sin desviarme jamás de mi característica musical.

¿Cuál es su relación con los sellos de discos, los productores, en definitiva el mercado? ¿Hasta qué punto estos factores han influenciado su creación?

Hoy se maneja todo muy distinto. Creo que ahí me costó ubicarme en la nueva tendencia; indudablemente han influenciado mi creación.

¿Los argentinos hablan de “tango argentino”. ¿Existe un tango uruguayo?

El tango es uno solo y allí no hay duda. El tango uruguayo es más tradicionalista, y tal vez más tanguero que el argentino. Mi primer éxito fue aquí en Uruguay, algo inolvidable para mí.

Por favor, nombre tres tangos de su autoría que considere los mejores de su carrera.
No puedo, jamás lo haré, mis tangos son como hijos, todos tienen un porqué, no puedo hacer diferencias.

¿Qué es el tango canción, cómo lo diferencia, si cabe, del “tango-tango”?

La palabra ya lo dice, existe el tango romántico, la milonga, etcétera.

¿Puede narrarnos la historia de amor verdadera que motivó a Contursi a escribir la letra de Grisel?

Solo puedo decirle que Grisel existió, pero al narrar algo al respecto sentiría que estoy invadiendo la intimidad de Contursi, un gran amigo.

¿Puede contarnos alguna historia detrás de uno en particular o alguna historia detrás de El firulete?

Uno nació en los años 40, se lo di a Discepolín para que le pusiera letra, tardó tres años en escribirla, llegué a pensar que no le había gustado, pero no. Tal vez esperó el momento en que su inspiración estuviera acorde a lo que la música le estaba señalando y fue un gran éxito.

¿El mejor cantante?

Gardel.

¿El mejor bandoneonista?

Aníbal Troilo, Pichuco.

¿El mejor poeta o letrista?

También difícil. Pero ahí me arriesgo sabiendo que hay muchos grandes pero que mi corazón está por Discepolín.

¿Qué opina del tango japonés?

Es un pueblo admirable y tenemos que estar agradecidos a su amor por nuestro tango. Es un fenómeno especial, tiene su idiosincrasia pero me gusta, lo respetan muchísimo y eso hay que valorarlo.

¿Cuál es su opinión sobre el tango contemporáneo, desde Piazzolla hasta Bajofondo, y otros grupos experimentales?

Mientras existan grupos que ejecuten tango con talento musical deben ser respetados porque harán que el tango siga vigente.

¿Cómo ve el futuro del tango?

El tango no va a morir porque hay escuela con los que han hecho tango. Esto ha dejado un camino marcado que las nuevas generaciones podrán recorrer.

¿Qué consejos le daría a un futuro compositor o cantor de tango?

Son dos cosas muy diferentes pero aquí a los dos les daría el mismo consejo: ¡Que estudien!

¿Seguirá componiendo?

Si las improvisaciones pueden considerarse composiciones, todos los días compongo.

¿Está componiendo algo nuevo en estos días? 

No precisamente.

¿Cuál fue el último tango que compuso hasta ahora?

Uno para mi querido hijo Nito.

¿Recuerda algún concierto memorable en su carrera? 

Un concierto que realicé en Londres con la orquesta filarmónica de allí y un coro de 50 personas . Fue inolvidable, ¡qué más detalle que ese!

(El Observador, 10 / 8 / 2011)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+