domingo

TIEMPOS POSMODERNOS (7) - RICARDO AROCENA


Apuntes sobre la soledad, la comunicación, la incomunicación, la modernidad, la posmodernidad, la sociedad de la información, la penetración cultural y el imperialismo

“Qué tiempos serán los que vivimos,
que hay que defender lo obvio”.
Bertolt Brecht


AL FILO DE LA MEDIA NOCHE

Como decíamos más arriba, el concepto de “libertad de prensa” surge en el siglo XVIII, en el marco del enciclopedismo y como expresión de la filosofía racionalista de la Ilustración. El postulado fue recogido por las revoluciones norteamericana y francesa y en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, que en su artículo XI consagra: “la libre comunicación de las opiniones, es uno de los derechos más preciosos del hombre: todo ciudadano puede por lo tanto hablar, escribir e imprimir libremente, sin perjuicio de responder por el abuso de esta libertad en los casos determinados por la ley”.

Sin embargo, la asociación internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF) catalogó de desastrosa y alarmante la situación del periodismo en América Latina, ya que solamente en los primeros seis meses del año 2016 se comprobaron 21 muertes de periodistas. Mediante un comunicado de prensa, la organización detalló las cifras de profesionales caídos en el ejercicio de su oficio y señaló que en gran medida, estas muertes se deben a "la falta de mecanismos de protección o por las deficiencias de estos". También resaltó que esta violencia está muy ligada al grado de corrupción e impunidad que existe en la mayoría de los países de América Latina. México y Guatemala encabezan la lista de naciones con mayor peligro para ejercer la profesión y cuentan con la mayor cantidad de asesinatos de trabajadores de la comunicación.

Un ejemplo notorio de represión y censura viene aconteciendo contra la organización mediática internacional WikiLeaks y su mentor Julian Assange.  La entidad, que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido  sensible en materia de interés público, se ha ganado el odio de los Estados Unidos debido a las filtraciones que realizó sobre el Ataque aéreo en Bagdad del 12 de julio de 2007,  Diarios de la Guerra de Afganistán y los,  Registros de la Guerra de Iraq adonde denuncia delitos consentidos por las FFA norteamericanas, entre otras revelaciones.

Assange ha sido acusado en Suecia por hipotéticos delitos de violación y  acoso sexual, por lo que se asiló en la embajada de la República del Ecuador. El gobierno de ese país defendió su decisión de ampararlo, con el argumento de que se trata de “un profesional de la comunicación galardonado internacionalmente por su lucha a favor de la libertad de expresión, de la libertad de prensa y de los derechos humanos en general”. Agregó que “la evidencia jurídica muestra claramente que, de darse una extradición a los Estados Unidos de América, el señor Assange no tendría un juicio justo, podría ser juzgado por tribunales especiales o militares, y no es inverosímil que se le aplique un trato cruel y degradante, y se le condene a cadena perpetua o a la pena capital, con lo cual no serían respetados sus derechos humanos”.

El gobierno ecuatoriano “está convencido de que se han menoscabado los derechos procesales del señor Assange durante dicha investigación”. El periodista, que está representado por el connotado jurista español Baltazar Garzón, ha recibido el apoyo de Kevin Rudd, ministro australiano de Exteriores; del congresista republicano por Texas Ron Paul; de integrantes del Gobierno de Rusia; de los cineastas Ken Loach y Michael Moore; de científicos como el Premio Nobel de Medicina John Sulston y el tecnólogo Don Tapscott; de periodistas de investigación como John Pilger e integrantes del grupo Anonymous; y del ex presidente Lula da Silva que declaró: "Quiero manifestar mi protesta contra ese atentado a la libertad de expresión”.

Además el Gobierno de Wirtland (un país virtual) concedió la ciudadanía a Julian Аssange, como un signo de apoyo y reconocimiento de sus logros.  Significativamente entre los que más se han ensañado contra el periodista están Hillary Clinton, que llamó a asesinarlo con un drone (“Can´t we just drone this guy?”) y el presentador de la cadena norteamericana de televisión FOX, Bill O'Reilly, quien promovió públicamente la ejecución de los miembros de WikiLeaks y de quienes filtran documentos.

Una situación en alguna manera similar viene sufriendo el consultor tecnológico y ex integrante de la CIA Edward Snowden por haber dado a conocer  a través de los periódicos The Guardian y The Washington Post, documentos clasificados sobre varios programas de la NSA, que dan cuenta del estado de vigilancia que existe en los en Estados Unidos. “No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas… No quiero vivir en un mundo donde se registra todo lo que hago y digo. Es algo que no estoy dispuesto a apoyar o admitir.”, subrayó.

La historia de Snowden ha sido llevada a la pantalla grande por Oliver Stone, está basada en los libros The Snowden Files, de Luke Harding y Time of the Octopus, de Anatoly Kucherena y está protagonizada por Joseph Gordon-LevittShailene WoodleyMelissa Leo, entre otros.


LA OTRA CONQUISTA

Nadie ignora las presiones que realizan los EEUU para que el resto de los países endurezcan sus leyes en materia de propiedad intelectual. En el año 2009 influyó para que se aprobara en Argentina, por ejemplo, el proyecto de ley sobre Canon, que incluía entre sus considerandos declaraciones del embajador norteamericano y datos de la secretaría de comercio exterior de ese país. También fueron notorias ese mismo año las presiones sobre la Presidente chilena Michelle Bachelet, para que “adecuara” las leyes sobre derechos de autor a las condiciones impuestas por el Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la nación trasandina.

Una situación similar sufrió Costa Rica, que fue “ahogada” por los EEUU, para que modificara su legislación sobre copyright; en los hechos no hay negociación en la que participen enviados norteamericanos en las que no arremetan sobre el tema.


Y tal situación no la han tenido que soportar solamente los latinoamericanos. España explotó indignada cuando wikileaks detonó el “cablegate”, es decir cuando dio a conocer, provenientes de varias embajadas estadounidenses, más de 100 documentos que dejaban constancia de las presiones ejercidas al gobierno español sobre propiedad intelectual y para la promulgación del proyecto conocido popularmente como “Ley Sinde”, que permite el cierre de webs en forma administrativa.

A lo largo de su historia la UNESCO promovió la creación de un Nuevo Orden Informativo Internacional, concepto que ha sido preocupación de numerosos foros y congresos. Como ya señalamos al inicio de este trabajo, el “Informe Mc Bride”, que lleva el nombre del premio Nobel de la Paz impulsó, como ideas centrales, la supresión de los monopolios en el área informativa, la pluralidad de fuentes y canales de información, la libertad de prensa y el respeto de la identidad cultural de los pueblos.

Con ese espíritu y con el objetivo de enfrentar la desigualdad informativa, en el pasado personalidades, grupos de presión y organizaciones sensibilizadas por el tema fueron convocados por el por entonces Director General de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza. Promovieron en conjunto la fundación de una “red de comunicaciones por una cultura de paz”, opuesta a cualquier conducta monopólica en materia de comunicación, la creación de un Servicio de Información sobre la paz y la puesta en práctica de un programa de actualización dirigido a periodistas. A la red podían acceder todos los medios de prensa que lo desearan en forma voluntaria sin perder autonomía editorial y con pleno ejercicio de la libertad de expresión.

Obviamente los conceptos libertad de prensa y libertad de información no son idénticos, mientras que el primero tiene que ver con las garantías imprescindibles de cada editor, el segundo es una necesidad social, por ejemplo frente al monopolio informativo. Con el correr de los años, paulatinamente ha surgido un nuevo concepto capaz de expresar el ideal de una comunicación democrática: el derecho a la información, según el cual el ciudadano es el centro de preocupación. En definitiva lo que antes se tomaba en forma confusa como “libertad”, pasa a ser encarado como “derecho”.

Pero además hay consenso entre los especialistas en que no alcanza que la información sea veraz, amplia y objetiva, también debe discutirse como debe ser presentada para que no produzca anestesia ni saturación, como puede ocurrir con el abuso de determinada temática, como por ejemplo la policial y la deportiva. El deporte, ha sido transformado en un instrumento de alienación que permite distraer a multitudes e imponer escalas de valores que tienen como referencia el “éxito social” basado en la figura y en la apariencia y a la vez generar ingentes beneficios con la venta de ropa deportiva y otros accesorios.

Por lo expuesto, el equilibrio de lo que se informa es tan importante como la calidad de la información misma. Pese al tiempo transcurrido desde que fueron  escritos, los conceptos sostenidos por nuestro compatriota Roque Faraone hacia finales de los años 60, en su ensayo “Medios de Comunicación”, guardan total vigencia: “La información debe ser amplia, veraz, objetiva. Y ¿qué es veraz  y objetivo en cuestiones sociales, en las que somos actores de nuestro destino? La sociedad está en constante transformación y, formada a la vez, por estructuras que le dan permanencia y suelen resistir los cambios. La descripción de hechos y acontecimientos presentados con “objetividad”, pero sin integrarlos al proceso de cambio que es inherente a toda sociedad, sin darles su probable significado, ya sea en el sentido de contribuir al mantenimiento de las estructuras vigentes o en el de promover el cambio social solidario y  racional, ¿constituye la información veraz y objetiva que se debe postular? De ser así, con el solo hecho de aparentar que “no se toma partido”, en realidad se está formulando una opción a favor de la situación vigente”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+