domingo

EL TAO (2) - LAO TSÉ


/ La materia -sea aquella aquella que está en el cielo o la que está en la tierra- es imparcial con todas las criaturas, sean plantas, animales o personas; a pesar de esto, es un sostén para todos.
De la misma manera, la persona sabia es imparcial con los demás.
El espacio sobre la tierra está vacío y libre, así como el espacio dentro de un fuelle o una flauta. Y cuanto más espacio existe para una actividad, más eficiente esta actividad puede ser.
Quien interfiere en asuntos ajenos y encima habla demasiado se vuelve insoportable para los demás.
Por lo tanto, es mejor siempre seguir el principio de la no interferencia y mantener la tranquilidad.

/ La vida y el desarrollo de lo Sutilísimo (6) son eternos e infinitos.
Lo Sutilísimo es el Fundamento Profundo de todo el resto.
Es Aquello sobre Lo Cual el mundo material existe.
Y es Lo Que actúa sin recurrir a la violencia.

7 / El cielo y la tierra son duraderos. Son duraderos porque no existen por sí mismos ni para sí mismos. Estos fueron creados por Tao y existen para Tao.
La persona sabia se pone detrás de los otros y así no los estorba y puede guiarlos. Ella no estima la vida de su cuerpo; no obstante, su vida está cuidada por Tao.
Esto sucede, porque ella tampoco existe aquí para sí misma. Por esta razón, las necesidades de esta persona se cubren para ella. (7)
La persona sabia existe para Tao y sirve a Tao.

/ La persona sabia vive como el agua. El agua sirve a todos los seres y no exige nada para sí. El agua permanece más bajo que todos. Y en esto es parecida a Tao.
La vida debe seguir el principio de la naturalidad.
¡Sigue el sendero del corazón! ¡Sé afable!
¡Di sólo la verdad!
¡Dirige observando el principio de mantener la tranquilidad!
Cada acción debe ser factible y oportuna.
Quien no procura estar delante de los otros puede evitar muchos errores.


Notas

(6) Tao.
(7) Se cubren por Tao (nota del traductor).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+