martes

NOCHE OSCURA (28) - SAN JUAN DE LA CRUZ


LIBRO SEGUNDO

DE LA NOCHE OSCURA, TRÁTASE DE LA MÁS ÍNTIMA PURGACIÓN, QUE ES LA SEGUNDA NOCHE (PASIVA) DEL ESPÍRITU.

CAPÍTULO 2 (2)

Prosigue en otras imperfecciones que tienen estos aprovechados

3 / En las actuales no caen todos de una manera. Mas algunos, como traen estos bienes espirituales tan afuera y tan manuales en el sentido, caen en mayores inconvenientes y peligros que a los principios dijimos. Porque como ellos hallan tan a manos llenas tantas comunicaciones y aprehensiones espirituales al sentido y espíritu, donde muchas veces ven visiones imaginarias y espirituales -porque todo esto, con otros sentimientos sabrosos, acaece a muchos de estos en este estado, en lo cual el demonio y la propia fantasía muy ordinariamente hacen trampantojos al alma-, y como con tanto gusto suelen imprimir y sugerir el demonio al alma las aprehensiones dichas (y sentimientos), con grande facilidad la embelesa y engaña, no teniendo ella cautela para resignarse y defenderse fuertemente en fe de todas estas visiones y sentimientos.

Porque aquí hace el demonio a muchos creer visiones vanas y profecías falsas; aquí en este puesto les procura hacer presumir que habla Dios y los santos con ellos y creen muchas veces a su fantasía; aquí los suele llenar el demonio de presunción y soberbia y, atraídos de la vanidad y arrogancia, se dejan ser vistos en actos exteriores que parezcan de santidad como son arrobamientos y otras apariencias.

Hácense así atrevidos a Dios perdiendo el santo temor que es llave y custodia de todas las virtudes. Y tantas falsedades y engaños suelen multiplicarse en algunos de estos, y tanto se envejecen en ellas, que es muy dudosa la vuelta de estos al camino puro de la virtud y verdadero espíritu. En las cuales miserias vienen a dar comenzando a darse con demasiada seguridad a las aprehensiones y sentimientos espirituales, cuando comenzaban a aprovechar en el camino.

4 / Había tanto que decir de las imperfecciones de estos y de cómo les son más incurables por tenerlas ellos por más espirituales que las primeras, que las quiero dejar. Sólo digo, para fundar la necesidad que hay en la Noche espiritual -que es la purgación para el que ha de pasar adelante-, que a lo menos ninguno de estos aprovechados, por bien que le hayan andado las manos, deja de tener muchas de aquellas afecciones espirituales y hábitos imperfectos, que dijimos primero ser necesario preceder purificación para pasar a la divina unión.

5 / Y, demás de esto, lo que arriba dejamos dicho, es a saber: que, por cuanto todavía participa la parte inferior en estas comunicaciones espirituales, no pueden ser tan intensas, puras y fuertes como se requieren para la dicha unión; por tanto, para venir a ella, conviénele al alma entrar en la segunda Noche del Espíritu, donde, desnudando el sentido y espíritu perfectamente de todas estas aprehensiones y sabores, le han hacer caminar en oscura y pura fe, que es propio camino y adecuado medio por donde el alma se une con Dios, según por Oseas lo dice, diciendo: Yo te desposaré -esto es, te uniré contigo- por fe (2,20).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+