martes

ALIVIO DE ESQUELETO (3) - JUAN PABLO PEDEMONTE


primera edición WEB / elMontevideano Laboratorio de Artes / 2015

ESPINAS

Con la santa oxidación de los ángeles
se me fueron las alas, la piedad.
Sentí el sermón soberbio
de los peces que acaban ahogándose;
el de las serpientes
que ofrecen su cuerpo para ahorcar.

Con el sagrado desmoronamiento
se fueron mis huesos, mis nudillos,
la paciencia.
Sentí la resurrección
de las espinas en mi cuerpo.

Y derrotado en los brazos
de las flores más oscuras,
el domingo desnudó su sombra y su cruz
sobre mi espalda.


EXISTENCIA
                                            
La vida es, en suma,
asumir este segundo.
En suma, ahora, recorrer tu latido,
hacerlo cáscara de mi mano
y tañerme el borde del pulmón
hasta sangrar invisiblemente en tu costado.

Por un segundo, versar sobre tu vientre un nombre;
dar, de tu cobre al Hombre, un corazón.
En suma, soñar este segundo insobornable.

Y enmilagrarme. Ponerme de rodillas sobre mí.
Besar mi carne, el mundo, las cucharas,
la existencia.
Guardar tus ojos en mis costillas.

La vida es, en suma,
asumir este segundo.


CUANDO TE BUSCO

Guardándome en oquedades
puse los huesos al vacío;
mi orfandad en distintas tumbas aisladas.

Eso es el recuerdo:
islas donde duermen los perros que amé y necesito,
playas oscuras donde me ahogo
revertebrando rosarios inconclusos.

Eso es el recuerdo.

Cuando te busco.


ESQUELETO DE LUNA

Ya era tarde;
tu mano me había enterrado
un grano de muerte de por vida.
Sé que es suicida ir contando las venas que nos debemos,
ir esquivando las cruces que debimos apagar
antes de salir a recoger nuestro esqueleto.

Pero la luna también tiene el suyo
y sé que esa noche fue temprano
para cortar el cuello de una botella
y asesinar el aire a tumbos.

Fue temprano para verte en la mansarda
con un vestido blanco urdido en el novilunio
y brindar por vos, por mí,
por la puta prosperidad.

Ya la luna se viste de negro.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+